Entrevista al directivo

Carlos Hernández, Socio director de Uup

Antes conocida como e_media, se define como una consultora de transformación. Uup es una empresa pionera en el uso de las nuevas tecnologías con más de 15 años de experiencia en la transformación digital de las empresas.

Uup ha cumplido 15 años, ¿Puede destacar algún hito en este tiempo?
2002. Una historia de evolución natural. Se empieza como autónomos para poder hacer lo que les gusta en su tierra, se trabaja mucho con el mundo rural en Ejea de los Caballeros y Cinco Villas
2007. Zaragoza, WTCZ Se atiende demanda de Zaragoza, Aragón y se empieza a atender a nivel nacional. Se profesionaliza la empresa. Crecimiento sostenible, adaptándonos a las necesidades de nuestros clientes
En 2013, en plena crisis, mal momento, temas personales que hicieron reflexionar “crear juntos la empresa en la que desearíamos trabajar el resto de nuestras vidas". Se apuesta por otra manera de dirigir la empresa: redefinición de los valores, dirección participada, orientación a la persona, orientación al cliente
2018. Rumbo Persona. Reforzamos la orientación de Uup a la persona (compañeros, clientes, colaboradores) en un entorno de sostenibilidad.

El equipo de Uup está especializado en la transformación digital de las empresas, ¿Cuáles son los aspectos diferenciales de su empresa?
El nuevo contexto ha modificado radicalmente los nuevos mercados donde estamos operando las empresas. Hemos sido educados y formados en la revolución industrial y esto hace que entendamos las empresas de una forma determinada.
La revolución digital ha creado un nuevo paradigma. Nuevos consumidores, nuevos mercados y, como no, nuevas empresas. Necesitamos entender rápido esta nueva situación, las nuevas demandas de los mercados y modificar de forma ágil nuestras empresas para que sean más competitivas en este nuevo escenario.
Nuestra razón de ser es ayudar a las empresas a ser más competitivas en los nuevos mercados. Trabajamos en identificar los cambios que deben hacer y cómo hacerlos rápido. Tanto cambios en la cultura de la empresa, toma de decisiones, organización, como en formación, búsqueda de talento, innovación, … y cambio en la concepción de su marca, marketing y comunicación. Identificamos las tecnologías que debemos crear o integrar para incrementar la eficiencia y eficacia de la empresa.
Llevamos más de 15 años ayudando a las empresas a adaptarse a los nuevos tiempos, a integrar las tecnologías necesarias para ser más competitivas. El valor diferencial de Uup es que este cambio que inspiramos en las empresas, lo hemos vivido primero en nuestra organización. Sabemos lo que hay que cambiar, las resistencias al cambio, aquello que es prioritario. Tenemos experiencia en ello. Estamos instalados en el cambio.
Nuestra cultura empresarial, nuestra forma de entender que Uup es un proyecto común, que dibujamos juntos, es algo que llama la atención. Creemos firmemente en un modelo centrado en la persona, lo que se denomina el modelo de empresa humanizada, con una dirección participada mediante la que construimos juntos la empresa en la que deseamos trabajar.
Estar trabajando en esto desde hace más de cuatro años nos aporta seguridad a la hora de dar respuesta a las empresas que se acercan a Uup solicitando nuestro acompañamiento. Ofrecemos un servicio integral que consigue transformar las empresas haciéndolas más competitivas en los nuevos mercados. Contamos con especialistas en diferentes campos y planes de desarrollo individualizados que garantizan una actualización constante de los conocimientos para poder acompañar a nuestros clientes.

El cambio constante es la directriz del siglo XXI, ¿Cómo se están adaptando las empresas españolas a las nuevas tecnologías, los cambios en el estilo de vida, forma de consumir, etc.? ¿Y las aragonesas?
Las empresas aragonesas, al igual que el resto, estamos intentando entender este nuevo paradigma. Necesitamos comprender con urgencia a este nuevo consumidor, sus nuevas pautas de consumo y compra, los nuevos mercados, pero también las nuevas relaciones de colaboración, la búsqueda y atracción de talento. El presente y más aún el futuro, ya no discurre por los mismos ejes que hasta ahora.
Necesitamos empresas más abiertas, más ágiles, más líquidas, más ubicuas. Necesitamos que las empresas interioricen esto para que cambie la concepción que tienen de ellas mismas. Si esto ocurre, comenzarán a cambiar la forma en que organizan, su estructura, la toma de decisiones, su comunicación, la relación con sus clientes, sus formas de reclutar talento, …, todo. Es entonces cuando estaremos construyendo empresas preparadas para el futuro.

¿Qué futuro les depara a las empresas que no se unen a la transformación digital?
Las empresas que no estén trabajando en este proceso de cambio, de transformación, corren un riesgo real de perder competitividad en los nuevos mercados y, por consiguiente, de desaparecer.

¿Puede una empresa pequeña subirse a este tren?
Esto no es cosa de tamaño, sino de mentalidad, de tomar conciencia, de actitud. Las empresas pequeñas podrán tener más dificultad para disponer de recursos, pero su tamaño hace que sean mucho más ágiles, pueden implantar los cambios mucho más rápido que las de mayor tamaño. Un ejemplo muy significativo son algunas start-up. Nacen con esta mentalidad y esto es ya una ventaja competitiva frente a otras que deben protagonizar este cambio.

¿Puede convertirse en una barrera para la innovación la existencia de una estructura organizativa muy jerarquizada?
La innovación debería tratar de evitar que se convirtiera en una barrera. Es algo fundamental para innovar hacerlo desde una cultura, no desde un individuo o departamento y eso implica cierta democratización de los roles, cierta horizontalidad, pero se puede innovar en esta línea aun teniendo una estructura jerarquizada.
Desde luego, lo que se debe conseguir es que toda la organización, todas las jerarquías, apoyen, comprendan y promuevan la innovación, si no, no funcionará.
Nosotros entendemos que la innovación debe ser transversal a toda la empresa, por eso contamos con un departamento de innovación que no se encarga de innovar, sino de facilitar y agitar la innovación dentro de Uup, marcando posibles líneas de trabajo que serán mejoradas, amplificadas y llevadas a cabo por el resto de la empresa. El talento nace en el plural.

ADEA lanzó el año pasado el proyecto ‘Club de Liderazgo Emocional ADEA’, ¿Cómo definiría usted el Liderazgo Emocional?
Centrarse en la persona, detenernos entre los nuestros.
Entendemos Uup más que como una empresa, como un proyecto común. Uup es algo que se construye todos los días, entre todos. Uup quiere crear espacios y ambientes que faciliten a cada uno de nosotros presentar la mejor versión de nosotros mismos. No somos responsables de la felicidad de cada compañero, eso sólo le pertenece a él, pero sí de crear los escenarios, espacios y momentos que la faciliten. Así entendemos Uup y así la estamos construyendo.
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y recoger información estadística anónima.
Puede obtener más información sobre las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.
Acepto