31 de January de 2020

Los directivos temen por la creación de empleo y el riesgo de perder la competitividad mejorada en estos últimos años

Los directivos aragoneses muestran preocupación ante las medidas económicas que se anuncian. Así se ha reflejado en los resultados del Indicador de Opinión ADEA relativo al segundo semestre de 2019, que la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón, ha presentado esta mañana.

Dicho barómetro se obtiene a partir de una encuesta que recoge las impresiones de los directivos sobre diferentes aspectos relacionados con la situación económica y a la que, en esta ocasión, han respondido 176 directivos y ejecutivos de las áreas de dirección general, dirección financiera, dirección comercial y de recursos humanos, de los sectores automoción, industrial, servicios y comercial de las empresas de la Comunidad. Los encuestados se han referido a cuestiones relacionadas con aspectos como la financiación, evolución de la plantilla, cifra de ventas y balanza comercial.

En cuanto a las estimaciones de los directivos para el primer semestre de 2020, destaca que, aun cuando en todos los casos el porcentaje más alto se corresponde con la "estabilidad", disminuyen progresivamente las impresiones de mejora y aumentan las opiniones negativas.

En lo que se refiere a facilidades para obtener financiación, las perspectivas de los encuestados apuntan a la estabilidad, siendo este porcentaje de un 59,6 %. En comparación al mismo periodo del año anterior, esta estimación se reduce en 17 puntos.

También predomina la estabilidad en cuanto a la evolución de plantillas, siendo este porcentaje de un 80 %, 12 puntos superior al mismo periodo del año 2019. Solo un 13% considera que este aspecto mejorará, la mitad que en el mismo periodo de 2019. Crecen ligeramente las perspectivas de empeoramiento, hasta un 6,4 %.

La cifra de ventas mejorará para un 19,9 % de los encuestados y se mantendrá estable para un 74 %. Un 6 % opina que empeorará.

Las exportaciones se mantendrán estables para un 82,8% de los encuestados y solo el 6,63 % de directivos que cree que mejorarán, sensación que ha disminuido de forma significativa respecto al mismo periodo del año anterior, en un 60 %.

En cuanto a las importaciones, la mayoría de los directivos cree que se mantendrán estables (83 %) y disminuye en 10 puntos respecto al mismo periodo de 2019 el porcentaje que cree que mejorarán.

Para los directivos encuestados, la evolución general de la economía se mantendrá estable en el primer semestre de 2020 (72,03 %) y empeorará para un 7,86 %.

En opinión de los directivos encuestados, las medidas económicas anunciadas por el nuevo gobierno conllevan “estimaciones de menor inversión y empleo”. La mayor preocupación se manifiesta “por la reforma laboral, que supone un instrumento importante para la creación de empleo”. Además, “los deseos manifestados por los responsables económicos de elevar la fiscalidad para incrementar el gasto ponen en riesgo la competitividad mejorada en estos últimos años”.

“La situación actual de desaceleración, con reducción de ingresos (menor PIB) no es propicia para poner en marcha las medidas anunciadas”, han comentado los directivos.

ADEA es la asociación que agrupa a los directivos aragoneses siendo un foro de encuentro y debate referente en Aragón. Cuenta con 60 años de historia y más de 1200 directivos asociados. Está integrada en CEDE -Confederación Española de Directivos y Ejecutivos-, de cuya Junta Directiva forma parte.


VER RESULTADOS INDICADOR DE OPINIÓN ADEA SEGUNDO SEMESTRE 2019


Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y recoger información estadística anónima.
Puede obtener más información sobre las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.
Acepto