31 de October de 2018

Belloch aboga por suprimir las Diputaciones, el Senado y “repensar” el Tribunal Constitucional

El que fuera alcalde de Zaragoza entre los años 2003 y 2015 aseguró que el mayor error de la Constitución española fue otorgar a todas las Comunidades los mismos derechos que a País Vasco y Cataluña

En la conferencia, que tuvo lugar en el día del 40 aniversario de la firma de la Constitución de 1978, también puso sobre la mesa asuntos relacionados con la sucesión a la Corona o el blindaje de derechos sociales

Zaragoza, 31 de octubre

Los Almuerzos ADEA retomaron el miércoles 31 de octubre su actividad con la visita del ex alcalde de Zaragoza y ex ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch. El magistrado, coincidiendo con el 40 aniversario de la firma de la Constitución española de 1978, centró su ponencia en la necesidad de la reforma de la misma tanto en aspectos políticos, judiciales, sociales o territoriales.

Así, en su conferencia, titulada 'Reforma constitucional, sí. ¿Qué reformas?', Belloch enumeró algunos órganos que “desde su experiencia en el mundo de la política y la justicia” deberían desaparecer. Entre ellos, el antiguo alcalde se refirió a las Diputaciones Provinciales, las cuales “no ejercen funciones reales ya que su trabajo podría asumirlo cualquier Dirección General del Gobierno Autonómico. Belloch ha definido estas instituciones como “un método para fabricar liderazgos”.

Igualmente, el magistrado abogó por realizar una reforma del Senado que, o “bien lleve a su supresión o lo modifique radicalmente”. Para Belloch, esta institución debería convertirse en una cámara de única lectura o en un organismo que regule los estatutos de autonomía. Entre otras, también exhortó a “repensar” el Tribunal Constitucional.

A este respecto aseguró que, “aunque hizo una labor muy importante en sus primeros 20 años de vida, ese trabajo lo podría asumir ahora una sala del Tribunal Supremo”. En la misma senda se refirió al Tribunal de Cuentas, el cual “no tiene ningún sentido”, según Belloch.

En otros aspectos de más actualidad, el magistrado se mostró negativo a la independencia de cualquier Comunidad, pero sí aseguró que “el café para todos fue el error más grave de la Constitución de 1978”. Así se refirió a las cuotas de autogobierno otorgadas a las distintas Comunidades españolas.

“Como consecuencia del apoyo del PNV y Convergencia a los presupuestos del Estado, obtenían una serie de cuotas de autogobierno. Dos meses después se extendía a todas las Comunidades y se volvía políticamente al punto de partida”, aclaró.  De esta forma, Belloch recordó que Cataluña, País Vasco o Aragón, entre otras, “sí tienen una realidad histórica más fuerte que otras Comunidades” y, por lo tanto, “es sensato que tengan unas competencias especiales”. Además, aclaró que “cualquiera que conoce Cataluña y País Vasco sabe que lo esencial no es el autogobierno, sino ser distintos al resto”. Aun así rechazó la independencia de cualquiera de ellos ya que “esta solidaridad debe de tener límites”.

En este sentido, aclaró que, bajo su punto de vista, “un sistema federal simétrico es la respuesta más aproximada al problema que tenemos”.

Entre otras propuestas también abogó por modificar medidas que afectan al Rey, como la sucesión a la Corona, o la “laguna constitucional” que permitió a Rajoy rechazar la propuesta de investidura de Felipe VI. Igualmente se refirió a “constitucionalizar” los derechos de Vivienda, Educación, Sanidad, Servicios Sociales y Dependencia ya que, bajo su opinión, “hay que convertirlos en verdaderos derechos y ahora no lo son”.

De esta forma, Belloch exhortó a los distintos grupos políticos a que comiencen un debate para escoger qué cambios son necesarios. “La reforma por sí sola no es una panacea, pero se llegará a acuerdos, aunque cualquier reforma tiene sus adversarios”, especificó.

Para el ex alcalde de Zaragoza, hay que buscar alternativas para que los chicos y chicas jóvenes no se vayan “a cosas tan raras como Podemos u otros populismos”. “Tenemos que seguir siendo tecnócratas, pero tener coraje político y hacer política de verdad”, concluyó.

Por su parte, el presidente de ADEA, Salvador Arenere, coincidió con el ponente en la “necesaria reforma de la Constitución para fortalecer la unión ciudadana” y recordó que, aunque hay muchas propuestas sobre la mesa de cada partido, ninguna es tangible.

Asimismo agradeció a Juan Alberto Belloch su presencia y su “buen hacer” en los años que estuvo gobernando en Zaragoza. “Siempre ha sido una persona comprometida, probablemente uno de los mejores alcaldes de la ciudad”, aclaró. Así, le atribuyó la transformación de la ciudad en materia de Expo, la creación del cuarto cinturón o la recuperación de las riberas.


Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y recoger información estadística anónima.
Puede obtener más información sobre las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.
Acepto