30 de June de 2020

ADEA Conecta: Es necesario un diagnóstico sosegado de la situación entre instituciones y residencias

M.ª Victoria Broto, consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, Noelia Carbó, directora Provincial del IASS de Zaragoza, Gemma Agustín, propietaria y gerente de la Residencia Los Maizales, y David Vintanel, propietario y gerente de la Residencia Parque Dorado han participado en una nueva sesión del foro virtual de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón que ha coordinado el presidente de ADEA, Salvador Arenere

En la jornada se ha puesto de manifiesto la actividad “extraordinaria” que las residencias han realizado durante la crisis del coronavirus y se han reclamado “más recursos, planificación de mejoras y anticiparse, ante posibles rebrotes"

La consejera ha pedido “no criminalizar a las residencias” y ha solicitado más financiación de la ley de dependencia

Zaragoza, 30 de junio de 2020

Es necesario un diagnóstico sosegado de la situación entre las instituciones y las empresas del sector de los centros residenciales. Esta es una de las conclusiones que se han desprendido de una nueva sesión del foro virtual ADEA Conecta, que la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón ha organizado este martes con la participación de M.ª Victoria Broto, consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, Noelia Carbó, directora Provincial del IASS de Zaragoza, Gemma Agustín, propietaria y gerente de la Residencia Los Maizales, y David Vintanel, propietario y gerente de la Residencia Parque Dorado, y que ha estado coordinada por el presidente de ADEA, Salvador Arenere.

En esta jornada se ha puesto de manifiesto la actividad “extraordinaria” que las residencias han realizado durante la crisis del coronavirus y se han reclamado “más recursos, planificación de mejoras y anticiparse, ante posibles rebrotes".

Durante la jornada se ha pedido “máxima confianza y respeto a este sector y ha quedado patente a lo largo de las intervenciones que ha existido una excelente colaboración con las instituciones aragonesas.

La consejera ha pedido “no criminalizar a las residencias” y ha solicitado “más financiación de la ley de dependencia”, “tendríamos que recibir del Gobierno de España el 50 % de lo que gastamos; en el 2012 ya hubo un recorte muy importante de esta ley, pero en 2019, Aragón invirtió en dependencia 232 millones y recibimos del gobierno central 32. Esto no puede seguir así. Es necesario incrementar la partida presupuestaria de la dependencia, lo que nos llevaría a una mejor financiación de todo, pero especialmente de los centros residenciales, que están muy necesitados, en una población donde el 21,21% de las personas es mayor de 65 años”.
 
Broto también ha apostado por la colaboración público-privada, “debemos ir de la mano” y ha asegurado que “podemos tener la máxima confianza en todas las residencias en Aragón, la atención residencial está muy por encima de la media en España, pues teníamos un sistema de residencias robusto y de máxima calidad” y ha señalado que “302 personas nuevas han ingresado en residencias después de la pandemia”.

Noelia Carbó, directora provincial del IASS en Zaragoza, ha asegurado que “estamos poniendo el énfasis en un modelo que pone a la persona en el centro de la planificación y la actividad diaria en las residencias”, ya que "la atención residencial a personas en situación de dependencia es clave a la hora de medir la ética y el buen hacer de los servicios sociales, dado el impacto que supone en la vida de las personas que reciben dicha atención. No se trata solo de servicios; son su hogar, su modo de vida, y su funcionamiento impacta directamente en su proyecto vital". Carbó ha explicado que se debe “seguir trabajando” para “garantizar la salud y tomar las medidas extraordinarias necesarias, trazar planes de contingencia para posibles rebrotes, revisar ratios de personal por residente y tener mayor rigor en medidas y hábitos de desinfección”.

Gemma Agustín, propietaria y gerente de la Residencia Los Maizales ha explicado la situación vivida en sus residencias durante la crisis del coronavirus, donde se vivió una “auténtica película de terror y en cuestión de horas tuvimos que modificar nuestro modelo asistencial” y ha demandado una “verdadera coordinación sociosanitaria, de modo que estemos integrados en el sistema”. Agustín ha explicado que el sector ha quedado “muy afectado” y que va a costar “mucho esfuerzo y sacrificio remontar, además del tremendo daño reputacional que han sufrido las residencias”, “hemos realizado un sobreesfuerzo económico que hace que estemos en la cuerda floja, hemos dispuesto zonas de aislamiento, tenemos exceso de personal, estamos formado a los trabajadores preparándolos en materia de Covid-19, aprovisionándonos de material, etc.”.

David Vintanel, propietario y gerente de la Residencia Parque Dorado, se ha referido también al gran coste económico que ha generado esta pandemia, solicitando ayuda a las instituciones a través de “subvenciones a fondo perdido” y ha insistido en que “las residencias no son hospitales” pidiendo colaboración al Gobierno de Aragón para afrontar retos como “recibir una partida económica para destinarla a la atención medica en los centros, que han descargado en esta crisis a los hospitales”. Vintatel también ha demandado la “puesta en marcha de nuevos protocolos y un sistema de realización de test tanto a trabajadores como a residentes para poder adelantarnos a posibles rebrotes con la detección precoz”. Del mismo modo, ha insistido en el aprovisionamiento de material y EPIS, señalando el elevado precio que han adquirido y proponiendo un aprovisionamiento con el Gobierno de Aragón para mejorar el precio de compra”.

El presidente de ADEA, Salvador Arenere, ha demandado el “refuerzo de la atención primaria como primer dique de contención” y ha destacado la “necesidad de que el Gobierno Central se hubiera implicado más en esta situación vivida en los centros residenciales” resaltando la “buena relación de colaboración y consenso que se percibe entre las instituciones aragonesas y los centros”. Arenere ha asegurado que este sector de las residencias, “además de ser importante desde el punto de vista económico, pues da empleo a cantidad de personas, merece el respeto y cariño que debemos a nuestros mayores y detrás de esto hay muchos valores”.

La organización de las actividades de ADEA no sería posible sin el apoyo de su Club de Patrocinadores, formado por entidades y empresas: SANTANDER, CAIXABANK, PALAFOX HOTELES, DELOITTE, VOLKSWAGEN AUDI ZARAGOZA, CAJA RURAL DE TERUEL, GRUPO PIQUER, ENDESA, BANCO SABADELL, ITESAL E IBERCAJA BANCO. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y recoger información estadística anónima.
Puede obtener más información sobre las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.
Acepto